Busca en nuestro iMagazine

Buscar frase

Citas y frases de actitudes negativas

Hay ciertas actitudes de las personas, que muchas veces, por muy positivos y motivados que estemos para hacer algo, su negatividad o su postura y mal comportamiento nos afecta más de lo que quisiéramos. Estos aspectos desagradables de las personas se manifiestan de acuerdo a cómo son y les acompaña en ciertas circunstancias o son características siempre de su personalidad. Para evitar que caigas en estas actitudes o quieras reconocer a las personas tóxicas, te recogemos aquí varias reflexiones de otras personas sobre sus experiencias y que te ayudan a pensar de otro modo al respecto.

En la tierra de los ciegos, el tuerto es un idiota alucinante … porque ve lo que nadie más hace: cosas que, para todos los demás, no están allí.

Tiene el derecho a criticar quien tiene un corazón para ayudar.

Abraham Lincoln

Saber criticar es bueno, saber crear es mejor.

Si usted es como la mayoría de las personas, entonces, como la mayoría de las personas, no sabe que es como la mayoría de las personas.

Favorecemos lo visible, lo incrustado, lo personal, lo narrado y lo tangible; desdeñamos lo abstracto.

El problema con los expertos es que no saben lo que no saben.

El determinismo progresivo significa que prestamos menos atención de la que deberíamos a las cosas que no suceden.

Ésta es la paradoja de la estrategia. La principal causa del fracaso estratégico, argumenta Raynor, no es una mala estrategia, sino una gran estrategia que resulta estar equivocada. La mala estrategia se caracteriza por la falta de visión, el liderazgo confuso y la ejecución inepta; no es la clave del éxito con seguridad, pero es más probable que conduzca a una mediocridad persistente que a un fracaso colosal.

En otras palabras, los planes fracasan no porque los planificadores ignoren el sentido común, sino más bien porque se basan en su propio sentido común para razonar sobre el comportamiento de personas que son diferentes a ellos.

Soy la Ira. No tengo padre ni madre y broté de la boca de un león cuando yo apenas tenía media hora de vida. Desde entonces siempre ando por el mundo con esta caja de espadas, hiriéndome a mí mismo cuando no puedo herir a otros.

Christopher Marlowe