En plena crisis del virus Covid-19 hay dos países que están sirviendo como referencia para el resto del mundo: China y Corea del Sur. En el primer caso porque han sido los primeros en hacerle frente y también los más afectados hasta la fecha, pero también por haber controlado el brote; en el segundo caso porque el impacto en su sociedad parece haber sido mínimo y su rápida reacción ha sido ejemplar.

Más allá de las diferentes estrategias y timmings en cuanto a la aplicación de medidas tomadas por cada gobierno, hay un punto común en todos aquellos países que se encuentran inmersos en esta situación: el aislamiento, en sus diferentes grados, es necesario.

Aunque cada sociedad actúa de forma muy diferente, lo que ha dificultado en algunos casos la tarea de mantener a la población aislada para evitar nuevos contagios, muchos países están utilizando herramientas para controlar la movilidad de sus habitantes.

Hablamos, sobre todo, de aplicaciones móviles que localizan y monitorizan a los afectados por el Covid-19 facilitando la gestión de esta situación y evitando posibles nuevos focos de infección.

 GISANDATA MAPS CORONAVIRUS COVID-19
Una buena fuente para tener datos al día: GISANDATA MAPS CORONAVIRUS COVID-19

Tecnología contra el Coronavirus, los casos de China y Corea del Sur

China todavía es a día de hoy el país que cuenta con más casos de personas infectadas por el Covid-19 (81.588 victimas a fecha de 24 de marzo), y también el primer país que ha conseguido estabilizar el brote gracias a las estrictas medidas de confinamiento impuestas a la población de Wuhan en la provincia de Hubei, primer foco de la pandemia.

El objetivo de estas medidas es el de estabilizar la curva de casos diarios, hecho que parecen haber logrado al reducir el número de infectados diarios de forma constante durante varios días consecutivos.

Además del confinamiento estricto, el gobierno chino ha desarrollado junto a varias empresas tecnológicas de este país una aplicación para evitar el contagio entre personas infectadas o que hayan podido estar en contacto con personas de riesgo.

La aplicación, a la que se accede tras un registro en el que los ciudadanos chinos deben poner algunos datos personales y el número de teléfono, les indica si han estado cerca de alguna persona o foco de infección.

¿Cómo funcionan estas apps?

QR Imagen. Pixabay

Tras su lanzamiento en la noche del 8 de febrero, los usuarios ya podían escanear un código QR a través de varias aplicaciones móviles como Alipay, WeChat o QQ para realizar una consulta.

¿Cómo funciona la app? Una vez detectados la zona donde se encuentran, los usuarios reciben un código QR basado en colores, un tipo de código de barras, en sus teléfonos móviles indicando su estado de salud. Si el usuario recibe un código rojo, se le da instrucciones de permanecer en cuarentena durante 14 días y de informar regularmente a través de DingTalk, una aplicación de chat administrada por Alibaba. El código amarillo indicaría al usuario la necesidad de hacer cuarentena durante 7 días, y el verde le permite moverse con total libertad.

De este modo, los usuarios pueden saber si están en una «zona segura» o si por el contrario han interactuado o se han movido en una zona infectada. Esto consigue dos cosas: por un lado, un efecto disuasorio a salir de casa y relacionarse con otras personas o desplazarse a zonas poco seguras; por el otro, conocer cual es el potencial riesgo de contagio al tener controlados los posibles focos de infección.

Medical staff in Wuhan railway station during the Wuhan coronavirus outbreak
Fuente: wikimedia.org

Según publicaron los medios estatales, al inicio de su lanzamiento la describían como una herramienta para implementar en los puntos de control de viajes, como estaciones de tren o autopistas. Pero a fecha de hoy ya se utiliza en más ámbitos locales a nivel de vecindario, o a la entrada de apartamentos o edificios, en supermercados, hospitales…

En resumen, si un usuario ha estado cerca de alguien contagiado, con síntomas leves o que sea sospechoso, la app les catalogará a su vez como persona de riesgo, lo que les lleva al confinamiento y a la vez a evitar que otras personas tengan contacto con ellos.

Alipay, la aplicación de pago operada por la división financiera de Alibaba, Ant Financial, lanzó esta app en colaboración con el gobierno chino. Y por otro lado, también Tencent, los creadores de WeChat, han lanzado otra función similar con seguimiento QR, en colaboración con el Consejo Nacional de Desarrollo y Reforma China ( NDRC)

Fuente: AGENCIA REUTERS

El caso de Corea del Sur es diferente

La principal diferencia entre China y Corea del Sur es que en Corea no someten a su población a una vigilancia tan estricta como en China, y por eso ha despertado mucha curiosidad entre los países occidentales. Han proliferado varias apps, como «Corona map» o «Corona Alert«, que permiten a los ciudadanos consultar el mapa de su zona para ver lo cerca que están de pacientes infectados con el Covid-19.

Aunque la App «Corona 100m» es la más utilizada por los usuarios contando con más de un millón de descargas, esta app indica zonas seguras o zonas de riesgo en función de datos obtenidos a través del sistema de salud coreano.

Gracias a una técnica conocida como «geofencing«, se colocan barreras virtuales en un mapa que indica las posibles zonas de riesgo al entrar en ellas. De esta forma se puede estar siempre informado de si ha habido algún caso de infección en una zona determinada, indicándo también la fecha en la que ha sucedido, o si ha habido varios casos.

Para simplificarlo, la app indica por donde se puede ir y por donde es mejor no ir gracias a los datos, en este caso del sistema de salud coreano, que utiliza esa información para establecer perímetros seguros.

GEOFENCING. James Cridland
Fuente: un ejemplo Geofencing por James Cridland

Este tipo de aplicaciones también requieren de una disciplina individual importante para no entrar en las zonas de riesgo, ya que básicamente son un aviso y no una prohibición. En sociedades hipercontroladas como la China o de una gran disciplina como la coreana han funcionado, pero está la duda de si serían igual de útiles en otros países.

Es importante saber que estas APPs son específicas para Corea del Sur o China y no sirven fuera del país, ya que solo funcionan con los datos públicos de sus países.

¿Y en España qué?

En España la situación es dramática y ya somos el cuarto país en número de infectados, A fecha de hoy, 24 de marzo, hemos llegado a los 39.676 infectados, pero se confía que con las medidas impuestas pueda ir aplanándose la curva de casos diarios, y que estas semanas próximas tan críticas podamos mantener la calma y que todo el mundo siga en casa para evitar más contagios.

Mientras tanto, iniciativas parecidas a la china o la coreana han empezado a funcionar en las principales ciudades del país, puntos donde se encuentran el mayor número de casos.

Es el caso de las apps CoronaMadrid (Android y iOS) y STOP Covid-19 (Android y iOS) Estas aplicaciones lanzadas por los gobiernos autonómicos de la Comunidad de Madrid y de Cataluña, se han lanzado con una doble función:

  • Descongestionar los teléfonos de atención médica mediante un cuestionario que nos ayuda a identificar si podemos estar contagiados o no a través de los síntomas que podemos padecer.
  • Poner en conocimiento de las autoridades sanitarias si corremos el riesgo de estar infectados para que se pongan en contacto directamente con nosotros.
CORONA APP MADRID- Recibe consejos de prevención COVID-19
CORONA APP MADRID- Recibe consejos de prevención COVID-19
app stop covid19 CAT. Salut Catalunya
APP stop covid19 CAT. Salut Catalunya

De esta forma, podemos autoevaluar nuestro estado y a la vez informar a las autoridades si nuestros síntomas apuntan claramente a un posible contagio.

Aunque sus características no son exactamente iguales que las aplicaciones chinas y coreanas (aunque también permiten la geolocalización si la activamos), sí que resultan útiles para contribuir a descongestionar el sistema sanitario español que está al borde del colapso.

Uno de los primeros interrogantes que sale a la luz es si en nuestro país sería legal el uso de datos públicos para ser utilizados de esta forma, y la respuesta es afirmativa. En casos de extrema gravedad como el que nos ocupa, la información personal puede ponerse a disposición de un bien común.

El artículo 6.1.e del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Este reglamento dice lo siguiente sobre la licitud del tratamiento de datos: El tratamiento solo será lícito si se cumple al menos una de las siguientes condiciones: e) el tratamiento es necesario para el cumplimiento de una misión realizada en interés público o en el ejercicio de poderes públicos conferidos al responsable del tratamiento;

LINK Artículo 6.1.e del Reglamento General de Protección de Datos

Entendemos que ante una situación como la actual, los datos personales que se recabaran podrían ser utilizados de la misma forma que los han utilizado en China y Corea del Sur.

Iniciativas como las que hemos visto en el artículo ponen de manifiesto que la tecnología móvil puede ser un recurso tremendamente útil en situaciones excepcionales. En los países asiáticos han sido aliados poderosos en la lucha contra el Coronavirus, y esperamos que cunda el ejemplo y se sigan desarrollando más aplicaciones de este tipo que nos ayuden a recuperar la normalidad poco a poco.

Sigue toda la actualidad sobre CORONAVIRUS COVID-19 con @SALUDENLARED

Nuestra apuesta segura por la información más rigurosa y sobre todo de las fuentes oficiales, medios con aval científico o médico y de rigurosidad ética. Cada día la información al día sobre SALUD, NEGOCIOS Y TECNOLOGÍA.


NOTA: Fuente de IMAGEN DESTACADA de portada: Foto de Médico creado por prostooleh – www.freepik.es

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario