Se consolida en España el más deseado y esperado de los dispositivos wearables, el Apple Watch. Medio año después de su lanzamiento, las alabanzas y críticas al reloj (o mejor dicho dispositivo electrónico vestible) de Apple, se multiplican como hongos en la red. Este es de por si, un síntoma que debe de enorgullecer al equipo de Tim Cook, ya que es una muestra más del impacto que ha generado entre los usuarios, consumidores, y en la sociedad en general. Sin duda alguna una de las opiniones que merece la pena escuchar es la de Benjamin Clymer, al que algunos medios de prestigio como el The New York Times llaman “el sumo sacerdote de la relojería”, la cual podemos encontrar en el siguiente enlace:

Opinión de un experto en relojes sobre el Apple Watch

Pero sin duda, uno de los campos en el que el Apple Watch tiene mayor potencial, es en la industria de la salud, y es que es en este sector, donde la «compañía de la manzana» más presume de aportar sus conocimientos y avances, dado que es un aspecto de interés general. La aplicación de las nuevas tecnologías y las TIC es uno de los frentes principales que está abordando la industria de la salud, y la aparición de herramientas como el Apple Watch parece facilitarles el camino. Entre las posibilidades que ofrece se encuentra, por ejemplo, la monitorización de las constantes vitales en cualquier momento o actividad que realicemos, y es que el nuevo dispositivo de Apple muestra una visión completa del ejercicio diario de su usuario, siendo una herramienta destacable en el campo de la prevención contra la obesidad o un complemento perfecto para la actividad deportiva.

Estas posibilidades abren una nueva vía a los desarrolladores de apps de salud, que pueden ser capaces de recabar información sobre la evolución de determinadas enfermedades o la adherencia a distintos tratamientos en pacientes concretos. A esto hay que sumarle la facilidad con la que futuros estudios clínicos podrán obtener datos de la población en estudio, y la posibilidad que se les presenta a las compañías farmacéuticas de diseñar herramientas específicas de mayor utilidad que las actuales, que ofrezcan un impacto real en la salud de los pacientes.

Estas son algunas de las razones por las que el Apple Watch va a contribuir en la implantación de la eHealth y las Salud 2.0, pero sin duda, conforme se desarrollen nuevas herramientas para el dispositivo de muñeca y se actualice su Software, los profesionales de la salud y los mismos pacientes/usuarios, le encontraremos más aplicaciones para mejorar nuestra calidad de vida.

Suscríbete a las novedades de nuestro iMagazine

Suscríbete

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando...

9 respuestas a “¿Cómo puede el Apple Watch, contribuir a mejorar la salud?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario