Cuantas veces has escuchado la frase, si tu negocio no está en las redes sociales, no existe. Seguramente te suena ¿verdad?. En este post vamos a hablar sobre estar o no estar en redes sociales y te vamos a proponer algunas alternativas. ¿Puedo tener presencia online sin redes sociales? ¿Me sirven de algo mi página web o mi blog si no la comparto en Facebook, Twitter ni Instagram? ¿Debo centrar mis esfuerzos en crear una comunidad online? ¿Tenerla me reportará beneficios?. Estas son preguntas que debemos formularnos al plantear un plan de marketing para una marca o a la hora de definir la estrategia de comunicación de un proyecto. Tener un blog o crearse una tarjeta digital, son dos elementos de esta gran escala de grises que hay entre ser o no visibles en Internet.


Visibilidad VS Ruido


Las redes sociales son un hervidero de gente que se pelea por estar en primera fila, la cantidad de información es tal, que a menudo el contenido que más destaca es aquel que nos llama la atención de una forma más provocativa. Conseguir más followers, mayor número de likes o hacer que un post se vuelva viral, es el objetivo de muchos de los usuarios, objetivos que muchas veces están vinculados a las llamadas «métricas de la vanidad«, unos números que llenan el ego pero no necesariamente el bolsillo. Pero, ¿es esto lo que yo busco para mí o para mi negocio? Hay que saber diferenciar entre visibilidad y ruido, entre cantidad y calidad, y sobre todo: tener muy claros nuestros objetivos antes de pasar a la acción y desembolsar las grandes cantidades de dinero o tiempo que conlleva la visibilidad en redes sociales.


Hacer mucho ruido,no garantiza visibilidad

Conseguir tener un impacto en el público al que te diriges, sin recurrir a vídeos repletos de emoticonos y letras grandes con muchos colores, es posible. La fórmula más eficiente para lograr un impacto entre tu target, pasa por ser relevante. Para alcanzar la visibilidad, hay quién apuesta por campañas de ADS reiterativas en redes sociales, o por el uso abusivo del email marketing. Aunque estas técnicas puedan funcionar para un retorno inmediato puntual, nosotros apostamos por técnicas menos intrusivas. Que hablen de ti, que te recomienden, que salgas en los medios por tus méritos, que la gente te comparta porque aportas VALOR.

Una comunicación eficiente, es la que hace llegar tu propuesta a aquellos a quien va dirigida, sin molestar al resto.

Si segmentas tus contactos, tu mensaje circulará únicamente entre aquellas personas a las que va dirigido, que es lo que realmente te interesa. Tu público valorará positivamente que centres su atención en lo que ellos buscan. Es decir, reducirás el ruido de fondo para poder hablar de lo importante.


Elige bien tus redes sociales


Son muchas las personas que, ya sea por su carácter o por otras circunstancias, no se sienten a gusto en las redes sociales. A nivel personal, cada uno elige dónde y cómo quiere tener presencia. Hay muchas redes sociales, y las hay para todos los gustos. Cada una tiene sus particularidades y es preferible conocerlas y saber que uso les queremos dar, antes de lanzarnos a publicar y compartir nuestra información.

A nivel empresarial en cambio, quizás nos interese estar presente en varias redes sociales para llegar a nuestro público objetivo. Pero esta es una decisión que ha de ser valorada con mucha cautela, para no malgastar esfuerzos y recursos en intentos poco fructíferos de crear una comunidad. Hay que tener en cuenta que solo alrededor de un 6% de los seguidores visualizan los contenidos publicados en los perfiles de forma orgánica y que para ganar seguidores y ganar visibilidad hay que hacer mucho más que compartir contenidos de vez en cuando.


Posicionamiento y redes sociales


En 2014, Matt Cutts (miembro de Google en aquel entonces) aseguró en un vídeo que métricas como los likes y los followers no influían en los ránkings de búsqueda. Actualmente, parece ser que aunque no sea de forma directa, las redes sociales sí que influyen en el posicionamiento SEO. En 2018, un estudio de Hootsuite, probó que los artículos compartidos en las redes sociales, recibieron un aumento promedio de un 22% en su puntuación SEO con respecto a los no compartidos. Sin duda, este es un argumento a favor para utilizar las redes sociales para compartir nuestro contenido.

En el siguiente vídeo, Neil Patel nos habla sobre cuando recomienda añadir iconos para compartir en redes sociales, y cuando no es necesario.



La web y el blog como ejes centrales


Usar únicamente las redes sociales para desarrollar nuestra estrategia de comunicación no es una buena idea. La razón principal de esta afirmación es que, en las redes sociales, no eres el propietario del contenido que publicas.

Pongamos un ejemplo. Imagina que centras tus esfuerzos en compartir en Facebook toda la información de tu negocio, y por el motivo que sea, esta plataforma hace un cambio en sus políticas sobre como mostrar y compartir la información o cierra temporalmente (sí, es posible). ¿Qué pasaría entonces con tu negocio? Toda tu actividad se detendría en seco, porque no dependería únicamente de tus esfuerzos, sino que estarías dejando la clave de tu éxito, en manos de los gestores de Facebook. La solución a este problema pasa por usar tu web o tu blog como herramienta principal de publicación de tu contenido.

Si no piensas que cualquier red social puede desaparecer de la noche a la mañana, te recordamos dos de ellas, myspace y Google+


Tu contenido, bajo control


Cuando publicas tu información en un blog propio, y pagas un hospedaje para mantenerlo online, pasas a tener el control sobre tu contenido, y nunca puede ser cerrado mientras se pague la factura de alojamiento. Si tu objetivo es estar en el negocio a largo plazo, lo más recomendable es compartir tu información en un blog propio, con tu contenido original. A partir de aquí, puedes usar las redes sociales que creas más convenientes en función del tipo de negocio, para compartir tus publicaciones y generar tráfico al blog, tu web o tienda online.


Tu blog y tu web, han de ser tu base de operaciones en internet

Haz que tu negocio avance


Una buena forma de hacer marketing a través de un blog propio es creando una estructura en forma de rueda. El blog es la base de operaciones, y debe estar situado en el centro de la rueda. Las distintas redes sociales han de ser los radios que apuntan al centro, y que captan la atención de millones de observadores. Con esta estructura, serás el dueño de tu contenido, y podrás utilizar las redes sociales como altavoz para que el tránsito se dirija a tu blog o web, donde el usuario encontrará toda la información acerca de ti o de tu marca sin más distracciones ni ruido innecesario. Entonces, si tu cuenta de Twitter o Instagram se cierran, no importa demasiado. Perderemos un radio, pero la rueda sigue girando y generando negocio.

Las redes sociales son una gran herramienta que nos permite hacer llegar nuestro mensaje al gran público, pero no han de ser ni la única ni la principal


La tarjeta digital, un complemento para presentarte sin el ruido de las redes


Antes del boom de las redes sociales en internet, era muy frecuente repartir a tus contactos tarjetas personales en las que nos presentábamos y ofrecíamos nuestros servicios. Hoy en día, redes sociales basadas en el netwoking como Linkedin, han sustituido casi por completo este modus operandi.

APD Tarjeta digital
Con la tarjeta digital APD, conseguirás una gran primera impresión, porque ayudas a quien quiera conocerte, con toda la información y enlaces a todo lo que tengas en Internet.

Una presentación con estilo


La tarjeta digital, representa el punto medio entre la facilidad de compartir información sobre nosotros y nuestra actividad, que ofrecen las redes sociales, y el trato más cercano y privado del contacto entre personas. En tu tarjeta digital, puedes añadir toda tu información relevante, tanto personal como profesional. Permite extenderte en una presentación personal, insertar una vídeopresentación, añadir links a tus páginas de empresa, a tu blog, a sitios online de colaboradores o partners, incluso a tus redes sociales si así lo deseas. Además, puedes añadir información vinculada con tus valores como las asociaciones a las que das apoyo o los libros e instituciones que recomiendas.

Solamente hay una oportunidad para causar una buena primera impresión, asegúrate de conseguirla con tu tarjeta digital


El complemento que necesitas


Aunque no es un sustituto natural a las redes sociales, la tarjeta digital es un gran complemento a nuestra estrategia de comunicación. Una vez creada, se te facilita un link que te conduce a tu página, donde se encuentra toda tu información. Solo tienes que mandarla por correo electrónico, watsapp, o cualquier otro medio online para hacerla llegar al destinatario que elijas. Tu página APD posicionará tu nombre en Google, de esta forma, quien te busque, encontrara fácilmente toda la información sobre ti que tú decidas.

Otra gran ventaja de la tarjeta digital, es que conseguirás llamar la atención de aquel al que se la mandes, ya que es mucho más personal que por ejemplo, una búsqueda en Linkedin. Además, la información que se muestra es exclusivamente tuya, sin perfiles de otros usuarios o empresas que te hagan competencia acechando en cada rincón. Es una herramienta perfecta para conseguir visibilidad y evitar el ruido.



¿Estar o no estar online?


Como conclusión, y respondiendo a la pregunta que hemos formulado al inicio sobre si es posible estar online sin estar en redes sociales, podemos afirmar que sí. Todo depende de los objetivos que tengas marcados, y de las herramientas de las que dispongas (ya sea tiempo, dinero, equipo o conocimientos) La creación de un blog con contenido de calidad, el disponer de una base de datos, o el uso de la tarjeta digital como herramienta para compartir tu información, puede ser todo lo que tú y tu negocio necesitáis para generar un impacto relevante en los públicos a los que os dirigís.

No pongas todos tus huevos en una sola canasta. Desarrollar tu contenido únicamente en las redes sociales, es precisamente esto.

Ahora bien, si tienes tu web y tu blog ya en marcha y utilizas las redes sociales como parte de tu estrategia para atraer la atención de tus clientes potenciales hacia tu sitio, dispondrás de una herramienta más en el engranaje de la visibilidad online que te permitirá agilizar la consecución de tus objetivos de negocio.

A Propósito De
Si también quieres tu TARJETA DIGITAL, no esperes más y solicita la tuya en www.aproposito.de

Blog, tarjeta digital y redes sociales. Tres elementos que, gestionados correctamente, harán que no pases desapercibido en el mundo online.

Suscríbete a las novedades de nuestro iMagazine

Suscríbete

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

deja tu comentario