Hace diez años las redes sociales eran poco conocidas por la sociedad en general, Facebook y Youtube eran bebés recién nacidos y Twitter no era más que un proyecto en desarrollo, otras ni siquiera existían en el imaginario de sus programadores, y el mundo todabía se comunicaba usando teléfonos fijos.
Muchas cosas han sucedido desde entonces, y aunque el tiempo pasa igual para todos, las compañías de Internet dedicadas a la comunicación 2.0 parecen haber madurado más rápido que las de cualquier otro sector.
El impacto que han tenido en nuestro estilo de vida y las consecuencias derivadas de la implantación en cada ordenador o dispositivo móvil de las diferentes redes sociales, es difícilmente mensurable, y el tema da para mucho, pero es fácil mencionar aquellos aspectos de nuestro día a día que han cambiado y evolucionado durante estos últimos diez años. Algunos de estos cambios radicales en la sociedad son los siguientes:

1. La gente mantiene el contacto durante más tiempo, aunque en ocasiones un contacto o un conocido pase a convertirse en “follower” o en “amigo”, en cualquier momento tenemos la posibilidad de enviar un mensaje a la persona en cuestión, o incluso saber de su vida sin ni siquiera contactar con el, en este aspecto, queda de manifiesto que todos estamos conectados gracias a las redes sociales. Antes de la aparición de estas, era frecuente que con el tiempo, los contactos de uno se perdieran y no volviéramos a saber nada de esa persona hasta que la casualidad o el destino (como prefiera cada uno), hacían coincidir de nuevo ambos caminos.
2. Estamos más informados de lo que sucede en el mundo. Esto no significa en todos los casos que estemos mejor informados, pues la gran cantidad de información que se baraja en la red, suele causar estados de ‘colapso de información’, además, se requiere de un criterio sólido para discernir esta información entre la que podemos calificar de fundamentada, y aquella sin una fuente creíble o que se pueda considerar verídica. No obstante, este goteo continuo (o mejor dicho, cascada informativa) de información proporciona al individuo mayor libertad a la hora de informarse de lo que sucede en el mundo, ya que podemos elegir nuestras fuentes. Se acabó el aceptar lo que nos dicen los telediarios, sin cuestionar ni tener la opción de contrastar lo que narra el presentador de televisión.
3. El marketing ha cambiado radicalmente, mientras antaño la estrategia de marketing de muchas empresas pasaba por anunciarse en televisión o medios analógicos, y ubicar sus productos en los mejores puestos del supermercado, con Internet y las redes sociales esto ha cambiado. En primer lugar, ahora las empresas disponen de grandes cantidades de información acerca de sus clientes/consumidores potenciales, y las estrategias de publicidad segmentada (es decir, aquellas que se orientan a un sector de la población específico) permiten orientar la publicidad de un producto o servicio directamente hacia el interesado, reduciendo y optimizando así los gastos, y mejorando los resultados. Las estrategias publicitarias también han cambiado, ganando peso aquellas que se orientan a las redes sociales, lo que permite tener un intercambio de sensaciones con el consumidor mucho mayor y generando múltiples vías alternativas de transmisión de la información.
4. La industria de la música. Pocas industrias han sufrido tantos y tan drásticos cambios en un periodo de tiempo tan breve como la de la música con internet. En un principio el pánico por las descargas gratuitas se contagió rápidamente por los representantes de esta industria, que vivían acomodados en sus grandes beneficios por las ventas y las grandes giras de sus artistas “estrella”. Hubieron muchos intentos de detener este fenómeno, muchas veces en vano, pero con las redes sociales, se han abierto nuevas vías de promoción para nuevos músicos y ‘productos musicales’. Youtube es un claro ejemplo de este cambio, pues ya hace varios años que el éxito de un músico se mide por las visitas que sus canciones o vídeos tienen en esta red social. Esta industria sigue en proceso de cambio y continuamente aparecen nuevas vías y estrategias de promoción rompedoras que agitan el mercado de la música.
5. Las distancias ya no son un problema. Gracias a herramientas como Watsapp, Facebook, Google+, etc, podemos mantener conversaciones en tiempo real sin gastar dinero con personas que están a un mundo de distancia. Esto parecía imposible hace quince años, pués una llamada internacional valía tanto, que se nos pasaban las ganas de hacer otra. Ahora, y cada día más, una persona puede trabajar en proyectos realizados a miles de kilómetros de distancia sin que la comunicación sea un problema.

Estos son solo algunos ejemplos de como las redes sociales han cambiado nuestra forma de vivir y de comunicarnos, pero no son ni mucho menos los únicos.

Puedes ampliar esta información en los siguientes enlaces:

De la revolución a la evolución de las Redes Sociales

Importancia de las redes sociales y la revolución de internet en la educación

Redes sociales, la revolución de la moda en el siglo XXI

La informática que cambió nuestras vidas

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando…

Una respuesta a “Sobre estilo de vida y redes sociales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario


Artículos relacionados

Apple y las Redes Sociales

Por GaeaPeople - Dic 12, 2013

SMMDay, el día de los profesionales 2.0

Por Eva Martínez - Ene 24, 2018

4 formas de ser solidarios

Por Laura Vaquero (GaeaPeople) - Feb 26, 2019

Automoción. Dos siglos de tecnología «made by women»

Por Laura Vaquero (GaeaPeople) - Abr 27, 2018

Social Networker el empleado digital del siglo XXI

Por GaeaPeople - Jul 3, 2015

Instagram, también para buscar trabajo

Por GaeaPeople - May 23, 2017