Tener un buen posicionamiento orgánico es uno de los objetivos más solicitados por aquellas personas y empresas que quieren obtener más rendimiento de su presencia en internet.

El posicionamiento orgánico o SEO (Search Engine Optimization), hace referencia al proceso o técnicas que podemos utilizar para mejorar la visibilidad de nuestro sitio web en los buscadores.

Una buena estrategia SEO, además de ahorrar costes en comparación al tráfico que obtengamos mediante campañas pagadas, presenta otras ventajas:

– Atrae tráfico cualificado

– Es una estrategia rentable a largo plazo

– Aumenta la visibilidad y la confianza del usuario

– Aumenta el prestigio si aparece en los primeros sitios

Aunque no todo es positivo, ya que requiere de mucha constancia y el resultado es impredecible y lento, es una estrategia que vale la pena tener en cuenta si no necesitamos resultados inmediatos.

Para que una estrategia SEO funcione hemos de tener en cuenta varios factores: el contenido ha de ser original y de calidad, ha de estar bien estructurado, las palabras clave han de estar relacionadas con aquello que ofrecemos, el tiempo de carga de la web y su contenido ha de ser óptimo, hemos de hacer una buena estrategia de linkbuilding, las URL han de ser amigables

Como vemos no es algo sencillo, por lo que algunas personas optan por intentar engañar al buscador mediante técnicas que no son «éticas», para obtener resultados rápidos. A este tipo de estrategia se la conoce como Black Hat SEO.

¿Qué es el Black Hat SEO?

El Black Hat SEO es el conjunto de prácticas que Google considera poco éticas, con el fin de mejorar el posicionamiento de nuestra web.

Aunque algunas puedan funcionar, si decidimos intentar engañar a Google corremos el riesgo de sufrir penalizaciones, que empeorarán drásticamente nuestro posicionamiento obteniendo el resultado contrario.

Depende de nosotros valorar si queremos jugar según las reglas o si preferimos intentar hacer trampas. Nosotros, como profesionales, siempre recomendamos hacer un posicionamiento honesto y basado en un contenido de calidad y una web bien optimizada.

El Black Hat SEO puede perjudicar nuestra campaña

Técnicas de Black Hat SEO

Es posible que estemos haciendo Black Hat SEO sin saberlo, debido a que no hayamos contratado a un profesional para llevar a cabo nuestra estrategia de posicionamiento orgánico, o por simple desconocimiento.

Algunas de las prácticas más habituales que Google recomienda no llevar a cabo son estas:

Spamming

Todos, a poco que tengamos una cuenta de correo, estamos familiarizados con el spam. El spam es contenido que nos llega de forma indiscriminada y constante sin que queramos, y sin que nos aporte nada.

En SEO también se puede hacer spam para crear una estrategia de linkbuilding (conseguir colocar enlaces de nuestra web en otras, por ejemplo), para aumentar el tráfico.

Esto se puede intentar copiando URLs de nuestra web en comentarios de artículos, foros, redes sociales, etc. Normalmente nadie abre estos links, y google detectará que estamos haciendo Black Hat SEO y nos penalizará.

Keyword Stuffing

Esta es la técnica más habitual, y quizás la que es más probable llevar a cabo pensando que no estamos haciendo nada malo. El Keyword Stuffing consiste en hacer un uso abusivo de la palabra clave para aumentar su densidad en los textos, algo que posiciona bien si se hace correctamente.

Si el texto es coherente y está bien redactado, la palabra clave aparecerá de forma que además no sea demasiado evidente y tenga significado. Por contra, el Keyword Stuffing hace que nuestro contenido no tenga sentido, con lo que el usuario no permanecerá mucho tiempo en la página y es probable que tampoco vuelva.

Content spinning

Copiar contenido de terceros es feo (e incluso ilegal en algunos casos), y además Google lo detecta como contenido duplicado, con lo que no obtendríamos ningún beneficio. Pero si modificamos el texto, podemos conseguir un artículo bien optimizado y bien redactado en mucho menos tiempo del que tardaríamos si tuviéramos que buscar la información, seleccionar aquella que es útil, y luego redactarla nosotros mismos.

Existe software para hacer esta práctica (no vamos a poner ejemplos), que es precisamente la forma más fácil de que Google detecte que no es contenido original.

Una vez más, recomendamos siempre que curemos y creemos nuestro propio contenido.

Comprar enlaces

Con un objetivo similar al de la técnica anterior, hacer linkbuilding, podemos comprar enlaces que se dirijan a nuestra web.

El problema es que las webs que alojan los enlaces, llamadas link farms (granjas de enlaces), ofrecen un contenido poco natural que Google puede identificar como tal y, por lo tanto, no mejoraría nuestro page rank.

Tener backlinks (enlaces a nuestra web que estén ubicados en otras webs) en una granja de enlaces, no nos va a reportar ningún beneficio porque Google no los considera válidos.

Otra cosa es que compremos o consigamos colocar enlaces en páginas cuyo contenido esté relacionado con el nuestro, o que ofrezca un mínimo de garantías de cara a los buscadores, pero eso es caro y quizás tampoco nos interese.

¿Realmente merece la pena?

Black Hat SEO vs White Hat SEO

Cuando pensamos en crear una estrategia SEO para nuestra web, hemos de ser conscientes de que va a ser un trabajo de largo recorrido, y que va a requerir dedicación y esfuerzo.

Las técnicas de Black Hat SEO están diseñadas para minimizar el tiempo y el esfuerzo que una estrategia de posicionamiento orgánico requiere, por lo que es probable que muchos piensen que realmente merece la pena.

La realidad es que aunque no es ilegal, sí se mueve entre esa fina línea entre lo correcto y lo incorrecto. El hecho de que Google penalice estas prácticas lo demuestra.

¿Merece la pena correr el riesgo de sufrir una penalización que nos aleje de nuestro objetivo? Para nosotros no. Como ya hemos dicho, creemos en la eficacia del contenido original y en jugar según las normas, y tomando atajos podemos acabar consiguiendo lo contrario de lo que nos habíamos propuesto.

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario