Busca en nuestro iMagazine

Buscar frase

Citas y frases de conocimientos

Los seres humanos adquirimos los conocimientos de diferentes formas, y estos se clasifican en función de esa procedencia y según cuál es su objetivo o cómo vayamos a usar ese conocimiento, este puede ser: CIENTÍFICO (se basa en el análisis, observación y experimentación); EMPÍRICO (las vivencias propias); FILOSÓFICO (documentación y razonamiento ordenado); INTUITIVO (se involucra la razón y la consciencia); LÓGICO (entendimiento de las ideas con coherencia).
En esta categoría, hemos clasificado para ello todo lo que tenga que ver con los datos, el análisis, la formación, el aprendizaje, los libros, experiencias, competencias, metodologías y la observación.

Los que comprenden la historia están condenados a ver repetirla a otros idiotas.

Entre los que no tienen objetivo, que no tienen éxito o que no valen nada, a menudo se habla de «matar el tiempo». El hombre que siempre está matando el tiempo realmente está matando sus propias oportunidades en la vida. Mientras que el hombre que está destinado al éxito es el que hace que el tiempo viva haciéndolo útil.

Escribir buenos editoriales consiste principalmente en decirle a la gente lo que piensan, no lo que tú piensas.

Si no golpeas a un lector de periódicos entre los ojos con tu primera frase, no hay necesidad de escribir una segunda.

No desperdicies el timpo. No lo emplees indebidamente en cosas sin valor. No lo desperdicies lamentándote por el tiempo que ya perdiste. No lo desperdicies en derrroches. No lo desperdicies en resoluciones repetidas por milésima vez y que nunca se llegan a cristalizar. No desperdices tu tiempo. Utilízalo en su TOTATILAD. Duerme, trabaja, descansa, piensa.

Convertid un árbol en leña y arderá para vosotros, pero no dará frutospara vuestros hijos

Ahora soy un experto científico; eso significa que no sé absolutamente nada sobre todo.

Solo vives una vez, pero si juegas bien tus cartas, una vez es suficiente

No lo habría visto si no lo hubiera creído.

Mi destino ya no es un lugar, sino una nueva forma de ver

Marcel Proust