Actualmente está muy de moda el pago por NFC (Near Field Communication) vía contactless, pero esta tecnología tan de moda lleva más tiempo con nosotros del que pensamos, y podemos hacer con ella más cosas de las que imaginamos.

Principalmente, la tecnología NFC tiene la función de enviar y recibir datos a corta distancia, y estos datos se envían por campos electromagnéticos a alta velocidad. Se puede usar para enviar información entre dispositivos y hay varías maneras de hacerlo gracias a nuestro smartphone, algo muy parecido al control remoto del hogar y la domótica.

¿Sabías que puedes configurar una acción para que no te molesten cuando duermes?

Por lo general los dispositivos electrónicos del 2012 hacía delante ya llevan incorporado el chip NFC, y gracias a éste podremos usar una serie de aplicaciones móvil que nos ayudaran a simplificar nuestras rutinas diarias de manera considerable.

¿Como lo usamos?

Lo que vamos a necesitar para poder automatizar las gestiones de nuestro teléfono en el día a día va a ser una serie de etiquetas NFC y una aplicación móvil.

Las etiquetas se pueden poner en tarjetas, pegatinas o llaveros, lugares fácilmente accesibles y que nos permitan una sencilla y rápida utilización de estas.

Aplicaciones

Para guardar las órdenes utilizaremos unas aplicaciones muy sencillas.

Trigger: Una aplicación sencilla donde podremos poner con facilidad la acción que queremos guardar en nuestra etiqueta. También nos recomendará que acciones poner si no sabemos por donde empezar.

NFC Tools: Aplicación muy completa en su contenido gratuito. Podremos poner todo tipo de acciones, crear una V-Card, y todo de manera muy sencilla e intuitiva, que nos llevará a sacar el mayor partido de nuestras etiquetas.

Las dos aplicaciones tienen versión “freemium” por lo que las podremos usar sin problemas para ver como funcionan, de manera gratuita, y luego también tenemos la opción de comprarlas para adquirir opciones más profesionales a la hora de desarrollar nuestras acciones.

Estas acciones son las que nos permitirán guardar una serie de órdenes en nuestras etiquetas que se activaran cuando pasemos el teléfono por encima.

Etiquetas NFC

Para poder hacer uso de todo lo que nos ofrece esta nueva tecnología necesitaremos las hacernos con algunas etiquetas de las que hemos estado hablando, y las hay de varios tipos. Las etiquetas están equipadas con el chip NTAG, y cada una de estas tiene una capacidad de almacenaje diferente.

Etiqueta NFC, Llavero
Etiqueta NFC, Llavero

-NTAG203: Fue el primer chip de esta tecnología, y su capacidad es de 137 bytes, capacidad para poder darle ordenes cortas y sencillas.

-NTAG 212 y NTAG 213: La segunda generación de chips NFC, éstas han mejorado prestaciones, siendo más rápidas y con un alcance más grande. Su capacidad es más reducida, 128 y 144 bytes respectivamente, pero incluyen la tecnología NTAG21x que nos permite poner contraseña a nuestras etiquetas para que estas no sean modificadas por terceros.

-NTAG 215 y NTAG 216: Estos chips son de segunda generación, y están equipados con la tecnología NTAG21x, y su potencial se basa en la gran capacidad de almacenaje que tienen, 504 y 888 bytes respectivamente, esto hace que sean utilizados principalmente en tarjetas por la gran cantidad de información que se puede introducir.

Usos NFC

Como hemos dicho antes, el NFC está creado para facilitarnos la vida, y con las pegatinas, tarjetas o llaveros junto a las aplicaciones ya mencionadas podremos crear acciones como estas.

  • A la hora de conducir; poniendo una etiqueta en el salpicadero del coche, por ejemplo, podemos configurarla para que cuando nos dispongamos a conducir esta nos active el GPS del teléfono, nos active el Bluettooth para que se sincronice con el manos libres del vehículo y nos apague la conexión WiFi para ahorrar batería.
  • Para dormir; poniendo una etiqueta en nuestra mesilla de noche podemos guardar la configuración de activar el despertador, poner el teléfono en modo silencio, o desactivar las notificaciones. Luego al levantarnos podemos volver a pasarlo para que vuelva a activar todas estas opciones.
  • En casa; cada vez que lleguemos a casa podemos poner una etiqueta donde desactivemos el GPS, y activemos el WiFi, para así ahorrar batería por ejemplo.
  • Compartir WiFi; si somos de esas personas que recibimos muchas visitas en casa, podemos configurar una etiqueta donde se guarde la red WiFi de nuestro hogar con su dicha contraseña, así cada vez que tengamos visitas solo tendrán que pasarla por el teléfono y conectarse de manera cómoda a nuestra red.

Y estas acciones  son solo una pequeña porción de todo lo que podemos hacer con esta tecnología, estamos seguros que en futuro podremos hacer una gran variedad de acciones con ella, y que nos harán el día a día mucho más fácil y sencillo.

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario