En otro post anterior te introdujimos en el concepto de Mindset digital, como «la mentalidad de lo posible, la mentalidad de creer que se puede mejorar». Así lo define define la renombrada psicóloga de Stanford, Carol Dweck, la capacidad humana de comprender los defectos, perseverar y creer que un cambio es posible. Numerosos estudios en neurociencia nos han demostrado que cuando aprendemos cosas nuevas y nos enfrentamos a retos y dificultades se desarrollan y conectan en nuestro cerebro nuevas redes neuronales que nos confieren nuevas capacidades dependiendo del área que estén desarrollando. Esto significa que no disponemos sólo de las capacidades con la que nacemos sino que es posible seguir desarrollando nuestro cerebro constantemente, generando nuevos resultados, formas de pensar, sentir, nuevas ideas…y esto pasa por aprender continuamente, durante toda la vida y aprender haciendo, un aprendizaje basado en la experimentación y que genera conocimientos más profundos.

Nosotros te proponemos por ello adoptar un Mindset Digital, tener una mentalidad digital para poder hacer cambios en nuestras organizaciones aprovechando el potencial de las tecnologías. Alinear personas, procesos y tecnologías para conseguir la verdadera transformación digital.

La cuarta revolución industrial, protagonizada por la transformación digital y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ha cambiado nuestra forma de trabajar, de cooperar y de comunicarnos, y nos está dirigiendo hacia unas dinámicas más ágiles, creativas, productivas y colaborativas. 

Tener un Mindset Digital, significa tener una mentalidad digital para poder hacer cambios en nuestras vidas y en las organizaciones, reinventarse, aprovechando el potencial de las tecnologías y las nuevas metodologías surgidas de la digitalización. La clave está en alinear personas, procesos y tecnologías para conseguir la verdadera transformación digital.

Este cambio de mentalidad que facilita la innovación y el liderazgo en la era digital, el aprovechamiento de oportunidades de negocio derivadas de la transformación digital, el dominio de la tecnología, y la optimización de procesos apoyados por herramientas digitales y metodologías.

Este nuevo panorama ha provocado que las empresas deban adaptarse a nuevas formas de hacer, pensar y actuar, y han hecho visible, entre otras cosas, la necesidad de adoptar la formación en competencias y habilidades como parte de la adaptación a esta transformación global. 

Más allá de la incorporación de conocimientos y competencias vinculadas con herramientas digitales, el mindset digital conlleva una nueva forma de afrontar y vivir la realidad que nos rodea, implica adoptar una actitud abierta, proactiva, de aprendizaje continuo y atención a nuestro alrededor en constante cambio.

Aceptar nuevas formas de relacionarnos, estar en un mundo híbrido on/offline, idear nuevas estructuras organizativas adaptadas a los nuevos tiempos, incorporar nuevos procesos de trabajo, etc. Se trata de un «cambio de chip» general y transversal. Cambiar nuestra mentalidad y en consecuencia, la de nuestra organización, para ser capaces de encarar desde una mejor posición los retos que nos plantea el ecosistema digital conectado.

Resistencia

Adoptar una nueva mentalidad digital, significa romper con la resistencia a nuevas formas de trabajar, de negociar, de vivir, e implica:

  • Dejar de sentirse abrumado por el cambio tecnológico constante, o la necesidad de aprendizaje continuo.
  • Ser valiente y lanzarse a las nuevas posibilidades y retos que plantea la transformación digital.  
  • Querer mejorar, ser más efectivos, productivos, trabajar en equipo de forma eficiente, manejar datos y saberlos interpretar de forma correcta, conocer metodologías para la innovación en los negocios….

Todas estas áreas son fundamentales para el futuro de nuestro desarrollo profesional pero,

¿no creéis que es demasiado intentar asumirlo todo de golpe y aglutinarlo todo en un mismo paraguas o concepto?

Obviamente este cambio de mentalidad no puede darse de un día para otro, ni con solo realizar un curso o master que lleve como nombre Mindset digital. Requiere de un esfuerzo mayor y más a largo plazo. Significa que decidimos convertirnos en eternos aprendices y que adoptamos lo digital como brazo, al servicio de nuestra creatividad o de nuestras ideas. Significa que decidimos ahondar en nosotros mismos, nuestras capacidades y las que nos faltan por adquirir, que queremos participar de la naturaleza de nuestras organizaciones pasar de reflexionar individualmente a hacerlo de forma colectiva, para afrontar con éxito los retos de futuro.

En el Itinerario en Transformación Digital de GaeaLearning planteamos preguntas entorno a este contexto complejo y lleno de retos, y ponemos estos temas a debate para afrontarlos desde la multiplicidad de visiones que forman parte de una organización. Nadie tiene la respuesta a todas las preguntas, y no se trata de dominar todos los conceptos, metodologías y herramientas ni conocer la marabunta de estrategias de negocio y crecimiento existentes. ¡La saturación paraliza! Lo que no podemos permitirnos es quedarnos sentados esperando a que todo vuelva a ser como antes.

No se trata de abarcar todo el conocimiento que se necesita para resolver las problemáticas y retos de la transformación digital. Porque el conocimiento no es cosa de uno, ahora el conocimiento está en la nube, en las conexiones entre personas, es compartido. Se trata de aprender a acceder a él, a conectarnos entre nosotros, y a apoyarnos en «las máquinas» para cumplir los objetivos que nos propongamos.

La tecnología y las conexiones al servicio de nuestros propósitos.

Suscríbete a las novedades de nuestro iMagazine

Suscríbete

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario