La pandemia por COVID-19 nos ha llevado a un tiempo de excepcionalidad en todos los ámbitos de la vida; obviamente, en el ámbito de la salud, pero también en el ámbito social, económico, científico, tecnológico, educativo, cultural…

Si tuviésemos que hacer un resumen de estas últimas semanas, se nos hace ardua la tarea, pues tendríamos que repasar todo lo que hemos descubierto, conocido, sorprendido, maravillado, conmovido, … y todo eso en diferentes campos: el de la salud, la ciencia, la tecnología,… pero también las personas, cómo han reaccionado y su comportamiento ejemplar en la mayoría de los casos.

¿Seremos mejores y menos engreídos? ¿O solo será por poco tiempo?

Así leemos y destacamos una máxima que se deja entrever y escuchamos o leemos con frecuencia: “Espero que de esto salgamos mejores”. Aunque también hay opiniones algo escépticas que dicen que cuando todo finalice, las cosas volverán a ser iguales porque: “ni la tristeza, ni la preocupación, ni el sufrimiento, ni el miedo, nos convierten en más inteligentes ni en más modestos ni en menos engreídos y codiciosos” (Javier Marías)

De cualquier forma, salgamos peores o mejores, una cosa está clara, hemos descubierto la gran solidaridad que nos une, y hemos visto como una gran mayoría de personas ayudan en lo que sea y como sea, lo que resulta una bella imagen, que transmite esa visión excelente de nosotros mismos. Tenemos infinidad de ejemplos que lo demuestran, unos de grandes dimensiones que dan la vuelta al mundo y otros de menor tamaño que no salen de nuestro entorno, todos son buenos ejemplos y por supuesto muchos hasta emocionantes.

Confinados y colaborando
Foto de cottonbro en Pexels

Por ahora, seguimos confinados, así que suceda lo que suceda, lo mejor para no desesperar es no elucubrar, seguir trabajando y dando todo lo que podamos ofrecer con las herramientas disponibles que tengamos.

La primera línea de batalla en esta guerra contra el virus la están librando sin duda los profesionales de la salud, quienes se enfrentan a la intervención más difícil de todas, convirtiendo los obstáculos en recursos para cuidarnos. Por ello agradecemos en primer lugar y de corazón, su compromiso y profesionalidad como lo demuestran y recuerdan, miles de ciudadanos desde sus casas, cada día a las 20:00. Aquí va un vídeo en honor a todos ellos.

HOMENAJE A LOS PROFESIONALES DE LA SALUD CORONAVIRUS COVID-19 – AHORA MÁS QUE NUNCA HIMNO SANITARIO

Los profesionales de la salud están trabajando además desde sus respectivos colectivos, centros y/o sociedades para ofrecer una formación continua y actualizada, como están haciendo SEMERGEN , SEMFYC o SEGG a través de Webinars, plataformas eLearnings o videoconferencias y con los pacientes, surgen estudios desde plataformas activas de investigación, y otros muchos recursos, que buscan soluciones y mantienen esa primera línea completamente al día facilitando su eficiencia y efectividad antes, durante y después del inicio de la COVID-19. Expresando los “genes de colmena y hormiguero”, aplicando la inteligencia social….

… Y tenemos que encontrar respuestas que nos permitan continuar viviendo en este planeta, aun cuando nuestros genes nómadas de manada y nuestra curiosidad nos impulsen a viajar a otros planetas. Pero que no sea por no poder sobrevivir en La Tierra. Es inquietante, pero esa inteligencia social de la que tanto se habla probablemente nos tenga el camino marcado en el genoma.

Dra. Elena Bendala

Hay otra línea de batalla que es igual de importante y que se encuentra en los laboratorios, con miles de científicos que trabajan a marcha forzada para encontrar una vacuna contra el virus o tratamientos que ayuden a mitigar sus efectos. La Covid-19 ha traído muy pocas buenas noticias, pero una de ellas es la ciencia. Con más de 24.000 papers sobre la COVID-19 publicados en los últimos meses por científicos de todo el mundo, se está generando una gran ola que deberíamos aprovechar para poner a los científicos en el lugar social que se merecen, porque también son héroes en esta guerra.

Cooperación científica -buscando una vacuna
Covid-19: How close are we to a vaccine and who will get it first?

No hay duda a estas alturas, y así lo creemos, de que se necesita una estrategia mundial, solidaria y más cooperante, para luchar contra esta enfermedad. Sus características han ido cambiando a medida que evoluciona la pandemia así como inevitablemente lo han hecho la toma de decisiones en el campo científico, como nos contaba Richard Norton – Director de The Lancet hace unos días: «La gestión del coronavirus es el mayor fracaso en políticas científicas de nuestra generación»

… Todos tenemos parte de culpa por haber ignorado información que no refleja nuestra propia experiencia del mundo… Las señales estaban ahí. Hendra en 1994, Nipah en 1998, Sars in 2003, Mers en 2012 y Ébola en 2014; todas esas grandes epidemias que afectaron a los humanos fueron causadas por virus que nacen en los animales y luego saltan al ser humano.

Richard Horton – Director de la revista científica The Lancet

No es fácil, por supuesto, se requiere humildad y sobre todo mucha colaboración y cooperación entre equipos, para trabajar rápido pero eficazmente, de forma que los resultados sean los correctos, y esto no siempre es sencillo. O que sea fácil la publicación de estudios o investigaciones, desde que un artículo científico se envía a publicar y este pueda llegar al público general, puede tardar entre siete meses y un año o más, así que mientras tanto no se publiquen, todo el mundo está a la espera de los PREPRINTS , siendo por ahora la mejor solución, pero es: ¿bueno para la Ciencia, malo para el Público?

En cuanto a la Tecnología, estamos viendo cómo se movilizan los recursos mundiales para luchar contra la enfermedad.

Por ejemplo, COVID-Net, una red neuronal de acceso abierto que podría ayudar a los investigadores a desarrollar en conjunto una herramienta de Inteligencia Artificial (IA) para evaluar a las personas para detectar la COVID-19.

visualizador de la COVID-19 en el Mundo
https://www.covidvisualizer.com/

O la increíble historia de los 5 profesionales que con su proyecto ‘Covichain Robots’ han traído a España cinco robots «Anti COVID-19» que están permitiendo trabajar con mayor celeridad en los hospitales con mayor demanda asistencial por COVID-19, en la realización de los Test diagnósticos, y que son la forma de determinar quién es toda esta gente asintomática que puede estar infectando y que se confine. Además de que es crítico contar con una tecnología que permite procesar 2.400 test al día en cada equipo, casi 10.000 en total, multiplicando exponencialmente la velocidad de estas pruebas, y liberando al personal de los departamentos de microbiología de estos hospitales, profesionales que están directamente expuestos al contagio.

«Queríamos transmitir cómo desde la sociedad civil se puede hacer un proyecto que ayude a todos y que cuente con la colaboración público-privada» Rocío Martínez, investigadora española

De esta forma los avances tecnológicos quedan en conexión con la Salud Pública y la Prevención, permitiendo conocer las verdaderas dimensiones de la epidemia COVID-19 para orientar las medidas de salud pública futuras relacionadas con su control. Principal objetivo del primer estudio de seroprevalencia sobre la #COVID-19 en España dirigido por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), con la colaboración del Instituto Nacional de Estadística (INE)

Salud pública y recursos

…..aún debemos conseguir que todos los recursos estén distribuidos eficazmente; nos referimos a las mascarillas, los guantes y las pruebas diagnósticas. Esperamos que, al final, haya suficientes para todos y todos los países, pero mientras el suministro mundial sea limitado, habrá que tomar decisiones inteligentes.

Última noticia: Esta semana se ha reiniciado para muchos, el regreso parcial a la normalidad, pues se ha autorizado Una vuelta al trabajo pero sin romper la seguridad del confinamiento

Puedes también seguirnos con toda la actualidad sobre CORONAVIRUS COVID-19 en @SALUDENLARED

Para colaborar en la difusión de información fiable y veraz, y contribuir en la medida de lo posible con iniciativas que puedan ser útiles en esta situación, nuestra cuenta de Twitter Salud en la Red es nuestra aportación.

(3 votos · Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario