Un referente en la literatura, escribiendo el futuro

Empezamos nueva década, que sin duda se antoja convulsa y con grandes cambios. Como siempre, al inicio de cada año, aparecen artículos y lecturas sobre pronósticos, tendencias y predicciones. Hoy vamos a tratar este tema desde otra perspectiva nueva a la anterior, que ya hicimos con el repaso a los AÑOS 10 donde dimos un vistazo al pasado para entender el presente, y ahora lo haremos con nuevos ojos, para poder hacernos una idea de lo que nos espera en un futuro cercano, y para hacerlo, nos hemos alejado aún más.

Seguro que habrás leido alguna vez algo de Issac Asimov, pero si aún no lo conoces, fue el autor de más de noventa novelas y relatos de ciencia-ficción en el siglo XX. En una de ellas, La Fundación (1951), nos define la psicohistoria, un concepto muy interesante que nos servirá para introducirnos en el mundo de las predicciones.

…Gaal Dornick, utilizando conceptos no matemáticos, ha definido la psicohistoria como la rama de las matemáticas que trata sobre las reacciones de conglomeraciones humanas ante determinados estímulos sociales y económicos…

Implícita en todas estas definiciones está la suposición de que el número de humanos es suficientemente grande para un tratamiento estadístico válido. Otra suposición necesaria es que el conjunto humano debe desconocer el análisis psicohistórico a fin de que su reacción sea verdaderamente casual…


Fundación, Isaac Asimov.

Ciencia (ficción) visionaria

La psicohistoria es una ciencia fictícia que pretende predecir los acontecimientos futuros de la humanidad utilizando la estadística y complejas fórmulas matemáticas. En la novela, Hari Seldon (padre fundador de esta disciplina) desarrolla un plan, el llamado Plan Seldon, para reducir el previsible período de caos que se instaurará en la galaxia después de la ya inevitable caída del actual imperio galáctico.

Para desarrollar su plan, Seldon predice con exactitud las miserias por las que la humanidad, dispersa ahora por todo el universo, transcurrirá durante los próximos veinte mil años, antes de que se constituya un segundo y más próspero imperio galáctico.

Trantos fue la inspiración de Coruscant, el planeta-ciudad de la saga Star Wars
Imagen de Trantor, el planeta-ciudad donde se desarrolla la trama de la novela. Autor de la imagen: Dark Attsios

Con tal de reducir este período a un mínimo necesario de mil años, y basándose siempre en sus fórmulas matemáticas que garantizan un margen de error ínfimo (aunque no inexistente), Seldon, con la ayuda de un grupo de científicos psicohistoriadores, trazan su plan para evitar que cientos de generaciones de humanos, vivan el llamado período oscuro, durante el cual, las comunicaciones entre planetas y sistemas se verían interrumpidas. Esta interrupción privaría así a muchos de ellos del uso vital de la energía atómica y el acceso a la totalidad del conocimiento humano, haciendo retroceder a gran parte de la humanidad a un tiempo en el que todavía no existían ni los viajes interplanetarios, y en el que el carbón, todavía era la principal fuente de energía.

Este es el apasionante hilo conductor de varias de las novelas de Asimov, durante las cuales se desarrollan elaboradas tramas con paralelismos directos a nuestra propia historia, como la influencia de las creencias primitivas y de la religión para instaurar estructuras de poder, o la importancia del comercio para el mutuo desarrollo de sociedades (o planetas) vecinas.

Actualmente AppleTV está desarrollando la adpatación audiovisual de la novela Fundación

Un profeta en la tierra

En nuestra época, en nuestro planeta, más concretamente en la provincia de Gerona, nació en 1903, Alexandre Deulofeu. Científico, filósofo, historiador, político y artista. Murió en 1973 dejando sin terminar su obra cumbre, llamada La matemática de la historia, en la que desarrolla una teoría según la cual, las civilizaciones y los imperios tienen una estructura cíclica, que se repite a lo largo de la historia, y que las hace así, predecibles mediante análisis estadístico y matemático, algo que nos recuerda inevitablemente al científico protagonista de la obra de Asimov. Aunque las coincidencias no terminan aquí, ambos publicaron sus citadas obras en 1951, y aunque no hubo entre ellos una relación personal directa, si que compartieron el mismo contexto histórico.

Actualmente, una serie de Podcasts disponibles en Podimo, se adentran en la vida y logros de Deulofeu, y gracias a estos, este curioso personaje tendrá probablemente el reconocimiento que no tuvo en vida y que sin duda mereció.

Predicciones exactas

Tanto Hari Seldon, como Alexandre Deulofeu, hicieron predicciones futuras que se cumplieron con gran exactitud, si bien en el caso del primero el mérito es relativo al tratarse de un personaje ficticio y de una historia fruto de la imaginación, Deulofeu fue un personaje real de carne y hueso y algunas de sus predicciones fueron tan exactas, que habrían sido la envidia de los mejores psicohistoriadores. Basándose en el estudio de culturas milenarias cómo la china, o en la evolución de los imperios inglés o francés, predijo de forma exacta el hundimiento de la URSS y la caída del muro de Berlín, el ascenso de China como potencia mundial, y la que más expectación y temores ha levantado, la desintegración del estado español en 2029.

El Big Data como visionario

No hablamos del futuro cuando hablamos de softwares capaces de obtener patrones de comportamiento, de hacer pronósticos de demanda de bienes de consumo, o de predecir las reacciones de sociedades enteras ante ciertos acontecimientos. Todo esto es ya nuestro presente, y no es difícil de imaginar, como se podrían combinar estas capacidades para adelantar, sin demasiado temor a equivocarnos, acontecimientos futuros.

PredPol usa algorítmos para predecir futuros crímenes

Gracias al Big Data y a la gran cantidad de datos que circulan por las “nubes”, y con la ayuda de máquinas con una capacidad de cálculo como lo son hoy en día los ordenadores cuánticos, predecir el futuro, o mejor dicho, los distintos posibles futuros, está al alcance de estos superprocesadores. Ahora bien, una cosa es hacer predicciones de tendencias o movimientos a escala global, y otra mucho más compleja es predecir decisiones y comportamientos individuales, que en algunos casos pueden ser irracionales, y que pueden tener un gran peso en el desarrollo de acontecimientos históricos.

Interrogantes en el horizonte

¿Será capaz la humanidad de mantener bajo su control máquinas que aprenden solas?, ¿Serán estas las que tomen ciertas decisiones para el bien común?, ¿Sabrán discernir nuestras prioridades?, ¿Tomarán consciencia de las suyas propias? ¿Serán capaces de predecir la inestabilidad de la mente humana? Estas son preguntas inquietantes a las que hoy en día hay que prestar una especial atención, y que preocupan a comunidades científicas, empresas tecnológicas y a gobiernos en todo el mundo. Quizás Hari Seldon o Alenxandre Deulofeu, nos podrían haber dado algunas respuestas utilizando sus métodos predictivos.

Estaremos atentos al curso de los acontecimientos, y como siempre, informaremos de las novedades más interesantes aquí en nuestro GAEAPEOPLE magazine.

Sigue leyendo buenas historias con nosotros

Suscríbete
(2 votos · Promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario