He venido compartiendo con entusiasmo últimamente las infinitas posibilidades que la IA generativa ofrece a las empresas, este apasionante mundo de la tecnología y la transformación digital que no cesa, pero, como en toda revolución tecnológica, nos encontramos con un escenario familiar: el temor y la resistencia por parte de los empresarios.

La forma en que la IA generativa está siendo recibida y adoptada por las empresas y los empleados es similar a cómo las redes sociales fueron inicialmente recibidas en el pasado. Es decir, hay similitudes en la reacción y la dinámica en torno a estas dos tecnologías disruptivas.

La Revolución de la IA Generativa: ¿Un Deja Vu como las Redes Sociales?

Es como un déjà vu de la era de las redes sociales. ¿Recuerdas cuando muchos defendían la necesidad de estar en las redes sociales, mientras que sus protocolos internos lo prohibían? ¡Exacto! La historia se repite, pero parece que no hemos aprendido la lección. En lugar de comprender a fondo lo que la IA generativa puede hacer y cómo puede ayudarnos, se tiende a decir «prohibido» de inmediato. Y, como resultado, se repiten los mismos errores: un uso inadecuado, una implementación deficiente y la omisión de los protocolos internos. Es un secreto a voces que los empleados no están informando a sus empresas sobre sus descubrimientos en el campo de la IA generativa. Esto recuerda a la época inicial de las redes sociales, cuando nadie se privaba de usarlas, mezclando lo profesional con lo personal. Las empresas se dieron cuenta de la necesidad de establecer protocolos cuando ya era tarde y se vieron sorprendidas por el caos online. En retrospectiva, como dice el dicho, se vuelve a manifestar que “el sentido común es el menos común de los sentidos”

Un ejemplo claro, recientemente, una ejecutiva, a quien llamaré Carla para proteger su identidad, compartió conmigo su experiencia. Está aprovechando la IA generativa para acelerar su trabajo sin que su empresa esté al tanto. «Voy a aprovechar al máximo esta oportunidad. Estoy descubriendo una forma más eficiente de llevar a cabo mis tareas». Carla justo ha completado una formación en Agile Marketing, pero cuenta, que es para cubrir el expediente, y que, si no se le proporcionan las herramientas adecuadas para implementarlo, ¿qué mejor manera de acelerar los procesos que utilizar nuevas herramientas que se lo faciliten?, así es cómo ella lo interpreta. Pero ella no sabe, ni qué ni cómo, “plantear” al chatGPT las preguntas correctas para no desvelar demasiado de su empresa o sus productos. No es consciente de la responsabilidad, hacia su empresa, que puede conllevar.

Una chica anónima utilizando el PC e Internet

Antes de compartir información confidencial de la empresa con una herramienta como ChatGPT, es fundamental entender qué sucede en la base de datos de la IA y cómo esa información podría ser utilizada por otros y en otros ámbitos. La confusión en torno a la IA es evidente, y muchos directivos se preguntan qué hacer en el entorno laboral cuando se enfrentan a empleados que desean utilizarla a pesar de las prohibiciones o la falta de protocolos establecidos.

En nuestra búsqueda por comprender y aprovechar al máximo la IA generativa, debemos reconocer sus desafíos y riesgos inherentes. Es crucial que las personas que la utilicen estén debidamente formadas para verificar la información generada, pues en el peor de los casos, esta tecnología puede generar información errónea, contenido dañino o discriminatorio, además de plantear riesgos en cuanto a seguridad y privacidad. Hay que comprender el funcionamiento del «cerebro» de la IA generativa, cómo guarda la información y cómo podría utilizarla en otros ámbitos.

Resulta paradójico, ¿verdad? La adopción de la IA generativa es todo lo contrario a lo que solemos experimentar cuando una nueva tecnología se introduce en el lugar de trabajo.

En situaciones típicas, somos testigos como el departamento de TI se esfuerza por convencer a todos de que usen la nueva tecnología que ha llegado a la empresa, y la mayoría la adopta a regañadientes porque no tienen otra opción. Sin embargo, con la IA generativa, la fuerza laboral no está esperando que la dirección de la empresa les diga cómo usarla, ya la están utilizando, ¡y punto! ¿Por qué este cambio radical en la dinámica?

Desde la llegada de ChatGPT, los empleados de las empresas han reaccionado de diversas maneras. Algunos se han preocupado por la seguridad, otros han resistido el uso de la IA, algunos esperan que sus empresas los capaciten en su uso, y otros, como Carla, son de las primeras en adoptar la IA en secreto para mejorar su rendimiento, incluso si eso significa ir en contra de las políticas de la empresa.

Es importante reconocer que la IA conlleva riesgos, lo que ha llevado a la mayoría de las empresas a resistirse a dar luz verde a sus empleados. Existen preocupaciones sobre la posible divulgación inadvertida de secretos comerciales, el acceso a información confidencial de los clientes y la veracidad de respuestas no verificadas de un chatbot. Si bien puede parecer exagerado, quizás sea hora de que las empresas tomen medidas rápidas para establecer pautas y límites en cuanto al uso de estas populares herramientas. Esto podría ayudar a prevenir errores costosos y fugas de información.

Grupo de jóvenes con dispositivos tecnológicos

Una encuesta reciente titulada «The State of Generative AI in the Enterprise,» publicada en abril de 2023, reveló datos interesantes:

  • ChatGPT es la herramienta más utilizada y, al mismo tiempo, la más prohibida en las empresas.
  • El 46% de los encuestados cree que alguien en su empresa podría haber compartido datos corporativos sin darse cuenta con ChatGPT.
  • El 56% de los encuestados afirma que la IA generativa ha aumentado la productividad en al menos un 50%.

Cómo las empresas pueden encontrar el equilibrio adecuado entre aprovechar los beneficios de la IA generativa y mitigar sus riesgos.

El uso secreto de la IA se ha vuelto más común en parte gracias al trabajo remoto, donde la privacidad es más fácil de mantener. «No temo ser descubierta», afirma Carla, quien utiliza su ordenador personal para acceder a ChatGPT. «No hay forma de que se enteren. Tengo mucha privacidad trabajando desde casa». Sorprendentemente, incluso su jefa directa utiliza esta tecnología en secreto. En muchas ocasiones, todos miran hacia otro lado, como si no supieran lo que está ocurriendo. Incluso en una oficina tradicional, los empleados pueden acceder a herramientas como ChatGPT en sus dispositivos móviles de la misma manera en que revisan sus redes sociales cuando el acceso a estas está bloqueado.

Las empresas pueden prohibir el uso de la IA todo lo que quieran, pero no tienen la capacidad de detenerlo por completo. Esto plantea una cuestión de equidad en el lugar de trabajo. Aquellas personas que utilizan la IA obtienen una ventaja considerable sobre aquellos que no lo hacen.

Las personas que usan IA pueden realizar su trabajo de manera más eficiente, preparándose para ascensos y oportunidades que podrían haber sido para otros. Algunas personas incluso logran hacer menos trabajo mientras otros se ven obligados a hacer más. La falta de orientación clara sobre la IA puede abrir una brecha entre quienes la utilizan en secreto y el resto del personal.

Sin embargo, para que esto no ocurra, las empresas podrían nivelar el campo de juego adoptando la IA de manera estratégica y creando directrices claras para su uso. También podrían aprovechar los beneficios de productividad descubiertos por los usuarios secretos de la IA y aplicarlos a equipos y departamentos enteros.

Para lograrlo, las personas que lideren la transformación digital dentro de la empresa deben encontrar formas creativas de incentivar y recompensar a aquellos empleados que encuentran aplicaciones valiosas de la IA generativa en su trabajo diario.

La colaboración y la transparencia pueden ser la clave para garantizar que la IA sea un activo que beneficie a toda la organización.

Crea un concurso de IDEAS con ChatGPT y empieza a sorprenderte de lo que puede surgir para el bien de tu empresa

CHASING IDEAS

¿Por qué las empresas Inteligentes abrazarán la IA? Está siendo la nueva revolución, así que es cuestión de tiempo.

En lugar de prohibir de manera tajante el uso de herramientas como ChatGPT, los empleadores visionarios están comenzando a celebrar su llegada. Es cuestión de tiempo antes de que las empresas más cautelosas respecto a la IA reconozcan que permitir a sus empleados utilizar tecnologías como ChatGPT es un paso en la dirección correcta. En ese momento, no solo permitirán su uso, sino que lo alentarán activamente.

La IA se ha convertido en una herramienta valiosa que no solo mejora la productividad, sino que también amplía la creatividad y la capacidad de resolver problemas. Los empleadores se están dando cuenta de que los conocimientos en IA se están convirtiendo en un activo importante en sus equipos. Las empresas que anteriormente rechazaban la IA como una amenaza están reconsiderando su enfoque y se están moviendo hacia una cultura de innovación.

La adopción de la IA ya no es una opción; es una necesidad para mantenerse competitivo en un mundo empresarial en constante cambio.

A medida que el panorama laboral evoluciona, la capacidad de utilizar herramientas de IA se convierte en una habilidad altamente valorada. Incluso aquellas empresas que inicialmente se están mostrando reacias adoptarán la IA, pues reconocerán sus beneficios. Incluso se prevé, que las organizaciones buscarán activamente contratar perfiles profesionales que posean conocimientos en IA y que puedan ayudar a implementar estas tecnologías de manera efectiva en sus operaciones.

Echa un vistazo con mucho humor el tema sobre quién está usando a escondidas el ChatGPT

«En esta era de la IA generativa, recuerda, si tu compañero de trabajo parece estar teniendo conversaciones profundas y reveladoras con su ordenador, ¡no asumas que está chateando con un terapeuta digital! Es probable que esté teniendo una conversación fascinante con ChatGPT sobre cómo mejorar la estrategia de la empresa. La revolución tecnológica está en marcha, y no hay tiempo para charlas triviales con las máquinas».

Le damos un buen empujón a tu negocio con una estrategia de contenidos a medida.

¡Descubre cómo podemos hacer que tu empresa despegue y se transforme!

Te acompañamos en cada paso del camino, desde la conceptualización hasta la realización. Nuestra experiencia y pasión se combinan para impulsar tu negocio hacia nuevas alturas.

Sigue al día con IDEAS de gestión empresarial y tecnología

Suscríbete

Valora este articulo:

(No se ha valorado)

Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

deja tu comentario